Florida contra la invasión de iguanas: piden a los residentes que las maten «siempre que sea posible»

La Comisión de Conservación de Vida Silvestre y Pesca de Florida (FWC) ha declarado la temporada de caza para el reptil y alentó a los ciudadanos a exterminarlos si se encuentran dentro de su propiedad “siempre que sea posible”.

Aunque se desconoce aún el número exacto que arroje más luz sobre la invasión de iguanas verdes en Florida, biólogos de la agencia advierten que la propagación de estos animales puede repercutir negativamente en «la erosión y la degradación infraestructuras como las de control de agua, riveras de los canales y cimientos de edificios».

Según dijo a The Washington Post el biólogo estatal Dan Quinn, al excavar, las iguanas destruyen jardines y plantas ornamentales, incluidas algunas que están en peligro de extinción, y también pueden ser portadoras de salmonela.

Las iguanas verdes -nativas de América Central, algunas zonas de América del Sur y el Caribe- se han visto en Florida desde la década de 1960, pero su número se ha disparado en los últimos años.

Para Joseph Wasilewski, quien ha estudiado las iguanas verdes durante 40 años y forma parte del equipo de científicos de «Croc Docs» de la Universidad de Florida, el cambio climático las está ayudando a propagarse rápidamente en el sur del estado.

«Está calentando las cosas y permitiéndoles ir más al norte», dijo. A su consideración, la Florida necesita controlar la invasión antes de que empeore y suceda lo mismo que en la isla de Gran Caimán, que pasó de no tener iguanas verdes en el 2000 a tener un estimado de 1.6 millones en 2018.

Esta especie puede crecer hasta un metro y medio y pesar alrededor de 17 libras. Su esperanza de vida es de alrededor de 10 años y las hembras pueden poner hasta seis docenas de huevos a la vez.

Por naturaleza, cavan largos túneles que pueden llegar a medir 25 metros, a veces debajo de las viviendas y en ocasiones bajo los pasos elevados de las autopistas.

La Comisión de Conservación de Vida Silvestre y Pesca de Florida (FWC) ha declarado la temporada de caza para el exótico reptil (Getty Creative)
La Comisión de Conservación de Vida Silvestre y Pesca de Florida (FWC) ha declarado la temporada de caza para el exótico reptil (Getty Creative)

El llamado de las autoridades a la acción contra las iguanas verdes ha generado incluso oportunidades de negocios. “Cazadores” profesionales de iguanas pueden cobrar hasta 50 dólares para atrapar una o una tarifa fija si el propietario de una casa tiene un problema múltiple.

El único control natural de la población que funciona con las iguanas verdes es la temperatura: no les gusta el frío. «Tiene que estar por debajo de los 40 grados durante cuatro días consecutivos, y eso es muy raro en el sur de la Florida», dijo Perry Colato cofundador del negocio local de control animal Redline Iguana Removal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *